Crear una identidad digital nos puede ayudar a encontrar trabajo

busco-empleoLas nuevas tecnologías pueden ser una buena solución para encontrar trabajo Para ello debemos Construirse una identidad digital puede hacer que encontremos trabajo, al menos si lo hacemos a través de  redes sociales profesionales como LinkedIn, Xing o Job and Talent.

La aplicación TwitterJobSearch de la red de microblogging  Twitter nos permite buscar empleo. Se trata de un buscador en el que existe uan importante cantidad de ofertas. Tecleando la palabra Spain, encuentras puestos de trabajo en nuestro país, en las que se ofrecen más de 1000 vacantes.

Las empresas de contratación acuden cada vez más a este tipo de webs a la hora de buscar gente y posibles candidatos para un puesto de trabajo.

Aunque las ofertas de trabajo se siguen ofreciendo desde medios tradicionales como los periódicos, las captaciones se hacen a través de  internet, además hay puestos de trabajo que solo se ofrecen en las redes sociales.

“Un candidato puede decir que es sociable, pero si compruebo que participa en comunidades online, es evidente. Puede decir que escribe artículos, pero si los leo en su blog, tengo la certeza de que así es. Utilizar estos medios aporta transparencia”, explica Fernando Relinque, director de recursos humanos de Capgemini.

Así que, si lo que buscan en la empresa es gente emprendedora  lo que hay que hacer es demostrarlo a través de la web y para ello nuestra identidad digital puede ayudarnos. Tener una identidad en internet puede ser beneficioso para nosotros a la hora de encontrar un buen empleo. La verdad es que es bastante razonable, se me ocurre un periodista que tiene un blog en el que comenta la actualidad, si está buscando trabajo, para su posible contratatante le puede ser muy útil a la hora de decidirse: una persona activa, que le gusta su trabajo,  son características que se deducen del mantenimiento de un blog en la red.

Es una cuestión de visibilidad: en cuantos más escaparates te muestres, más posibilidades hay de que se fijen en ti”, señala Domènec Gilabert, de Michael Page.

Por supuesto las actualizaciones de nuestros blogs y twitter, si estamos buscando trabajo deben hacerse siempre que tengamos algo interesante que decir. Nunca nuestra identidad digital debe perjudicar nuestra identidad real porque, sobre todo en estos casos, tienden a confundirse.

 Fuente: http://www.elpais.com/articulo/carreras/capital/humano/paro/construya/identidad/digital/elpepueconeg/20090705elpnegser_1/Tes

http://www.buscarempleo.es/internet-empleo/buscar-empleo-en-twitterjobsearch.html

El Suicidio digital es posible con Suicide Machine

suicide-machine

Cansad@ de la monotonía, un día decidiste registrarte en tantas redes sociales como te fue posible. Necesitabas crear una nueva vida, una realidad alternativa: En definitiva, una identidad 2.0.

Pero al final, te cansas: también tu identidad digital se ha vuelto monótona, con lo que decides que quieres darte de baja en todas esas redes sociales. Pero son taaaantas las redes sociales en las que te registraste…y es taaaan complicado el proceso requerido para darse de baja…

La solución a este problema ha llegado de la mano de “Suicide Machine: tu suicidio 2.0″. Gracias a esta herramienta, la identidad digital de un usuario se puede borrar de forma rápida y sencilla. Este instrumento de suicidio puede ser usado en las redes sociales Twitter, MySpace y LinkedIn. Hasta el momento, Facebook mantiene una cruzada con esta herramienta, no permitiendo a sus usuarios que hagan uso de ella. El proceso, análogo al de suicidio en la vida real, se agrava en la medida en que, una vez que decides llevar a cabo este “suicidio”, ya no puedes “resucitar”.

La ventaja de esta herramienta creada por New Media Lab Moddr radica en que este procedimiento, llevado a cabo manualmente, costaría aproximadamente unas 9 horas y media, mientras que Suicide Machine es capaz de terminar con tu identidad digital en sólo 52 minutos.

Por si no teníamos bastante con crear identidades digitales, ahora también las podemos destruir a modo de suicidio. En tanto en que es un proceso para “acabar” con tu identidad digital (tu vida en Internet), puede considerarse un suicidio, pero la utilización del término me parece excesiva. Tal vez tras esta denominación se encuentra un intento por impactar y llamar la atención. ¿Qué opináis vosotros?

http://vimeo.com/8223187 - Link del vídeo en el que se indica los métodos a seguir para llevar a cabo el “suicidio”

Internet para todos los gustos

foto_second_lifeLos usuarios de Internet podemos crear diferentes identidades en  la red. Estas identidades pueden o no ser las reales, pueden parecerse o ser completamente diferentes. A través de páginas como Second Life podemos esconder nuestros defectos y potenciar (incluso inventar) nuestras virtudes. De esta manera, Internet, a través de la creación de un perfil de usuario, nos permite adoptar una identidad totalmente diferente a la real e interactuar con gente a la que no conocemos y que de igual manera se unen a ese juego de la realidad virtual.

Pero, no debemos olvidar, la otra cara de Internet.  En la que los usuarios no se esconden ni se reinventan sino que se muestran tal y como son. Internet, de la misma manera que nos permite adoptar otra identidad, puede hacer que nuestra identidad real sea conocida. Webs como Youtube nos permiten ver vídeos que se corresponden con la realidad. Cantidad de gente ya no sólo es conocida en la web a través de su nick sino que también muestran sus rostros reales.

La finalidad de la mayoría de vídeos que se suben a este tipo de webs es mostrarse e intentar conseguir un gran número de visitas y de comentarios en su vídeo. No les importa mostrar su cuerpo, su identidad real. De hecho,  gente bailando, cantando, etc. llena las webs como Youtube.

De este modo se comprueba que Internet ofrece espacios para todo tipo de usuarios, los que quieren ser conocidos por su identidad real o los que prefieren permanecer en el anonimato. El caso es formar parte de la gran Red y poder interactuar con más usuarios. El cómo es sólo cuestión de gustos.

¡Cuidado! En Navidad más estafas en nuestro correo

Feliz_navidadEn Navidad nuestro correo electrónico se llena de postales navideñas. McAfee nos advierte de que muchas de las felicitaciones navideñas que llegan a nuestro correo son timos y que es esta época del año en la que más se producen, aprovechándose de  que mucos usuarios bajan la guardia al encontrarse en un ambiente festivo. Para ello McAfee nos facilita  los 12 timos más utilizados en estas fechas y cómo evitarlos. aquí está traducido.

Entre las estafas se encuentran numerosos correos “phishing”. Además de solicitudes de amigos de las diferentes redes sociales, debemos tener cuidado con los enlaces que aparecen en este tipo de correo porque instalan automáticamente un malware en nuestro ordenador.

Las postales navideñas son también populares entre los “cibercriminales”, el año pasado el laboratorio McAfee Labs descubrió un gusano en enmascarado como postal navideña de Hallmark y en una promoción de Coca-Cola. Debemos también tener cuidado con los Power Point que nos envían.

Este año las compras en Internet aumentarán en busca de mejores precios, debemos tener cuidado dónde compramos porque también ha aumentado el número de casos de robo de identidad online y los hackers siguen nuestro rastro mientras los usuarios compramos con el fin de hacerse con información personal.

Los sitios de descargas de salvapantallas y tonos para el móvil de temas navideños también pueden ser peligrosos. Durante la Navidad los hackers crean este tipo de sitios web. Descargar archivos de estas webs puede hacer que nuestro ordenador se infecte de spyware, adware u otro tipo de malware.  ¡Cuidadín!

¡FELIZ NAVIDAD!

“No hay mal que por bien no venga…”

Una vez más, hablamos sobre suplantación de identidad. El último caso sonado sobre esta actividad vandálica ha tenido lugar en Málaga, concretamente en Coín. Su alcalde, Gabriel Clavijo (PSOE), se sorprendió recientemente al descubrir que tenía un perfil en la red social Tuenti que ni él ni ningún miembro de su equipo había creado.

Esta no es la primera vez que un cargo político se encuentra con su falso perfil en una red social: Barack Obama y Rita Barberá también han sido víctimas de estos ladrones de identidad.

El falso alcalde ha llevado hasta el final la farsa: no se ha conformado con crear un perfil y suplantar así la identidad del alcalde. Además, ha contestado durante casi un mes a las preguntas y comentarios que le han formulado los visitantes a su supuesto perfil, como si se tratara del alcalde. “Este desconocido respondía coherentemente a las preguntas de los usuarios sobre proyectos que estamos llevando a cabo. Debe tratarse de alguien de un círculo más o menos cercano”, declaró el alcalde.

A pesar de todo, este lío ha servido al alcalde de Coín para algo: Su falso perfil en Tuenti (que en ningún momento ha dañado su imagen mediante insultos o descalificaciones de ningún tipo) ha tenido bastante éxito en esta red social (en algo menos de un mes contaba con una lista de más de 100 amigos). Al ver tal éxito y el número elevado de visitas y preguntas que le han trasladado los ciudadanos, el regidor no descarta darse de alta en alguna red social en un futuro. Y es que no hay mal que por bien no venga…

Fuente: Malagahoy.es

Aceptar a desconocidos aumenta el riesgo de que roben nuestra identidad

Todos sabemos que las redes sociales no son ni completamente buenas ni completamente malas. De hecho, muchas de esas funciones buenas y malas atribuidas a las redes, vienen condicionadas por el uso que le demos nosotros mismos.

Y es que, según el último estudio de Sophos, empresa que trata la seguridad informática, aceptar personas desconocidas en la red social incrementa el riesgo de que roben nuestra identidad, puesto que al aceptarlas, permitimos que tengan acceso ilimitado a todo tipo de datos personales.

Para realizar el estudio que se realizó en Australia, Sophos creó un perfil en Facebook (su nombre era Freddi Staur) y agregó a varias personas. Destacan del estudio los siguientes datos:

- De las 200 personas a las que se les mandó una petición de amistad, 87 aceptaron a Freddi como amigo

- El 72% de los usuarios que aceptaron a Freddi incluía en su perfil una o más cuentas de correo

- El 84% de los usuarios revelaban en su perfil su fecha de nacimiento completa

- El 87% de los usuarios dejaban ver datos sobre su lugar de trabajo

- El 78% de los usuarios revelaron su lugar de residencia o dirección

- El perfil del 23% de los usuarios contenía su número de teléfono

A parte, Freddi tenía acceso a fotos y todo tipo de información personal (hobbies, gustos, detalles sobre su trabajo…)

Lo que Sophos quiere demostrar con este estudio, es que con toda esta cantidad de información, Freddi podría ser capaz de hacer phishing o enviar spam a una audiencia determinada, adivinar las contraseñas, hacerse pasar por ellos o sencillamente robarles la identidad. Para ello, Sophos, coincidiendo con la realización de este estudio, ha publicado una guía que recoge las pautas a seguir para “estar seguros” en Facebook (Best-Practice User Guide).

Prácticamente la mayoría de la gente no daría sus datos personales a un desconocido en la calle. Entonces, ¿a qué creéis que se debe esta plena confianza en los desconocidos a través de la red?

Detenida una mujer por suplantar la identidad para ofrecer servicios sexuales en Internet

robo_de_identidad_thumb[3]

Como ya se ha comentado en entradas anteriores, el modo en el que se establecen las relaciones a través de internet (se prescinde del contacto visual), permite que los usuarios puedan modificar con mayor facilidad su identidad.

El problema es que cada vez con mayor frecuencia, se dan casos en los que los usuarios deciden suplantar la identidad de otras personas con la única finalidad de herir y dañar la imagen.

Esto es lo que ha sucedido recientemente en Santa Fe (Granada). Una joven de 30 años ha sido detenida por ofrecer servicios sexuales a través de Internet a nombre de la propietaria de una agencia de modelos madrileña. La usurpadora de identidad, que había sido años atrás alumna de esa academia y cuya relación con la dueña no era buena, colgó en una página de contactos de Internet un anuncio en el que se ofrecía como modelo profesional, con el nombre y el teléfono de la propietaria de la academia.

Es una verdadera lástima que una herramienta que puede llegar a ser tan útil como Internet, sea empleada de este modo por ciertos individuos. No hay que olvidar que en Internet, aunque podamos escondernos tras una identidad falsa o distinta a la real, no podemos dejarnos llevar por esta sensación de impunidad ni ocultarnos tras un cierto grado de anonimato; debemos ser responsables de nuestros actos y tener la precaución de no llevar a cabo acciones que no serían lícitas y que por tanto, no concebiríamos realizar en la vida real.

La noticia ha sido extraída de Ideal.es

¿DIRÍAS LO MISMO?

 

"En Internet nadia sabe que eres un perro"En este mismo blog, ha aparecido en muchas ocasiones la necesidad de crear un usuario cada vez que entramos en un foro, comentamos un blog, creamos una cuenta de correo electrónico, etc.

La verdad es que la mayoría de la gente nunca ha revelado en internet su identidad real. Hay excepciones, por supuesto, como la gente conocida que tiene un blog y que le interesa realmente que se conozca su identidad pues les acerca a la gente y es una forma de difundir  sus pensamientos, puntos de vista, etc.

El conflicto se da, entonces, cuando no revelamos nuestra verdadera identidad y nos escondemos tras un nick. En innumerables foros y blogs, podemos hallar comentarios soeces o de corte excesivamente crítico con los temas que se plantean. Surgen verdaderas batallas entre los usuarios de los foros. Pero el tema va todavía más allá. El pasado mes de agosto el New York Post publicaba la noticia en la que se le obligaba revelar su verdadera identidad al autor de un blog por sus continuos insultos a la modelo americana Liskula Cohens.   

La pregunta que surge es: ¿nos escudamos en un sobrenombre que oculta nuestra identidad para decir lo que realmente pensamos? ¿Si tuviéramos que poner nuestros datos, diríamos lo mismo?

El concepto de Identidad

           ¿Te gustaría ser otra persona, cambiar tu identidad? Con Second Life puedes. Este mundo virtual ofrece al usuario la posibilidad de vivir una vida alternativa a la real. Basta con crear un personaje (llamado avatar) e introducirlo en la comunidad virtual de Second Life.

           Esta es sólo una de las tantas vías que Internet nos ofrece para “jugar” con nuestra propia identidad. Es innegable que las nuevas tecnologías que durante los últimos años han ido incorporándose de forma rápida en nuestras vidas, nos ofrecen infinidad de posibilidades. Es precisamente esta incorporación (en especial la de Internet), la que expande y dificulta la comprensión acerca de un elemento: la identidad.

             La identidad, por definición, es el conjunto de rasgos tanto de un individuo como de una colectividad, que los caracterizan frente a los demás. La verificación de estos rasgos nos permite determinar que un individuo es realmente quien dice ser. Es durante la adolescencia,  cuando el individuo interacciona con personas e ideas. A partir de esta interacción, el individuo desarrolla su identidad. Pero la llegada de las nuevas tecnologías permite forjar nuestra identidad, ya no sólo en el ámbito de “lo real”, sino también a través de la red (o Hiperrealidad, como la llamaría Baudrillard). Esta dualidad de ámbitos o campos en los que forjar nuestra identidad permite al individuo redefinir su esencia, su identidad, a través de la red.

impactos-de-la-identidad-digital

             El nombre que se le da a la identidad forjada a través de la red es Identidad Digital, definida como el conjunto de rasgos que caracterizan a un individuo o colectivo , pero esta vez, en un medio de transmisión digital.

             Según declaraciones del creador de Second Life, Philip Rosedale, la gente usuaria de esta sociedad virtual “Busca escapar. Les mueve el deseo de ser alguien que quieren ser, pero quizá no pueden”. La psicóloga y socióloga norteamericana Sherry Turkle, argumenta en la misma línea que el creador de Second Life, que la red permite desarrollar facetas de la personalidad a las que la vida real impone barreras sociales.

            Estos mundos virtuales ofrecen la posibilidad al usuario de ser quien quiera ser. Puede redefinir su identidad por completo si así lo cree conveniente; un hombre puede convertirse en una mujer, y una persona introvertida puede convertirse en una persona extrovertida. Es mucho más fácil llevar a cabo cualquier cambio en la identidad que en la vida real, puesto que la imagen que los demás tengan sobre ti, dependerán únicamente de ti, ya que tú eres quien elige qué es aquello que quieres que los demás vean.